Tinta ferrogálica

Cuando la tinta quema.

Tinta ferrogálica

La tinta de muchos manuscritos ha sido elaborada con una mezcla de sales de hierro y ácido gálico. La receta de la elaboración de esta tinta ferrogálica tiene unos dos mil años y ha sido modificada en su composición en innumerables variaciones. De ahí el problema. Un exceso de hierro daña el soporte por un proceso catalítico y mucho ácido gálico quema el papel literalmente hasta su desintegración.

Ofrecemos el servicio de desacidificación con agua enriquecida con carbonato cálcico y la neutralización de iones de hierro con fitatos para frenar el proceso de corrosión del soporte.

Restauramos los daños por corrosión de la tinta con una laminación con papel japonés muy fino y casi invisible. Tratamos las perforaciones puntuales con un método de estabilización a base de gelatina y papel japonés.

Disponemos de los métodos analíticos y de tratamiento para garantizar la permanencia y recuperar la estabilidad necesaria de sus manuscritos y posibilitar de nuevo su consulta.

Proyectos destacados

Hessiches Hauptstaatsarchiv

fecha: 2015-2020

Descontaminación y Restauración de 91.000 hojas del “Altes Dillenburger Archiv” afectadas por hongos.

Archivo Histórico Municipal de Elche

fecha: 2016-2018

Trabajos de restauración y conservación preventiva de libros y documentos.

Estamos a su disposición.

Elaboramos la propuesta y el presupuesto de su proyecto de restauración.

SUBIR